Enter Captcha Here : *

Reload Image

Enter Captcha Here : *

Reload Image
A password will be e-mailed to you.

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Día mundial de los peces migratorios

Los peces migratorios viajan diariamente o anualmente a través de los cursos de los ríos y de los océanos con el propósito de reproducirse, alimentarse y completar sus ciclos de vida. Constituyendo un eslabón crucial en la cadena alimentaria y jugando un papel ecológico más que determinante en los sistemas fluviales sanos y productivos, al ejercer de modeladores de las redes alimenticias, desplazando biomasa entre diferentes regiones. Junto con lo anterior, brindan un significante suministro alimentario para millones de personas alrededor del mundo, además de cuantiosos servicios ecosistémicos.

Algunas especies pueden atravesar anualmente más de 10.000 kilómetros al año. En aquellas largas travesías, los peces navegan no solo utilizando las corrientes de los flujos de agua, sino que también los campos magnéticos, además de sus propios sentidos. Siendo impulsados por la vulnerabilidad de sus crías a la depredación, así como por las diferencias en la disponibilidad de alimentos, además de las fluctuaciones en las temperaturas y en los niveles de agua, entre otras razones.

La condición de “diadromía” de los peces migratorios, posibilita su movimiento entre aguas dulces y saladas. Dividiéndose entre las especies de peces conocidas como catádromas, las que nacen en el mar y se trasladan al río, donde crecen y se dotan de las reservas suficientes para volver a desovar al océano donde nacieron, como el caso de la anguila americana ( Anguilla rostrata); y las especies anádromas, que al contrario de las catádromas,  nacen  y se desarrollan en los cursos de agua de los ríos, para luego emigrar hacia el mar a prepararse para su última travesía, en la que vuelven a retornar hacia las aguas dulces para desovar, tal como acontece con la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss).

© World Fish Migration Day

Según cifras de la World Fish Migration Foundation, existen más de 15.000 especies conocidas de peces de agua dulce que migran de alguna u otra manera. De las cuales 1.100 corresponden a peces migratorios de largas distancias, cuyas existencias dependen de la libre circulación de los cursos de agua de los ríos. Tal como el  gigantesco pez gato, (Brachyplatystoma rousseauxii) el cual desciende desde los Andes bolivianos hasta la desembocadura del indómito Amazonas, desde donde emprende la titánica odisea de vuelta a su lugar de origen.

De acuerdo al World Wide Fund for Nature (WWF), las poblaciones de especies de agua dulce están disminuyendo a niveles de más del doble en comparación con los observados entre animales terrestres y marinos; siendo las represas hidroeléctricas una de las mayores amenazas para los peces migratorios, junto con la contaminación, la sobrepesca, la disminución de los niveles de agua para la agricultura y el agua potable, y el cambio climático.

Desde la WFMF estiman que solo 64 de los 177 ríos, de más de 1.000 kilómetros, fluyen libre y salvajemente.  Existiendo más de 3.500 propuestas nuevas de grandes represas en África, Asia y Sudamérica. Algunas de las cuales estarían emplazadas en las biodiversas y gigantescas cuencas hidrográficas de los ríos Amazonas- hogar de más de 2.000 de especies de peces- , Congo y Mekong, donde en la actualidad ya existen proyectos hidroeléctricos en vías de construcción.

Según el informe de la Comisión Mundial de Represas (ONU, 2000), entre los numerosos impactos ambientales de las represas, se cuentan la pérdida de la biodiversidad acuática, de las pesquerías río arriba y abajo, así como de los servicios brindados por las planicies de inundación río abajo, por los humedales, y por los ecosistemas de las riberas, y estuarios adyacentes. Otras de las graves consecuencias son la degradación de las cuencas río arriba, debido a la inundación en la zona de los embalses, y los impactos acumulativos en la calidad de los cursos de agua, en las inundaciones naturales y en la composición de las especies.

La alteración y degradación de los cursos de los ríos por parte de las represas implica severas consecuencias sobre las poblaciones de peces migrantes, al verse destruidos o alterados sus lugares de desove e interrumpidas sus rutas migratorias; lo que repercute directamente en la declinación de sus poblaciones naturales y en la fragmentación de éstas. Quedando condenados a muerte no solo el pez que debe trasladarse para cumplir su ciclo de vida, sino que también aquellas crías que serán desovadas en áreas que no se encuentran en las condiciones ideales para su supervivencia.

El ejemplo más reciente de estas devastadoras consecuencias es la extinción del pez remo gigante chino ( Psephurus gladius), especie que  vivía en el río Yangtsé, el tercer más largo del mundo con más de 6.300 kilómetrocuya desaparición se debió a la fragmentación de su hábitat a raíz de la instalación de dos represas, sumado a la sobrepesca.

Iniciativa en Suiza por WWF. ©Projektil

Día Mundial de la Migración de Peces

A partir del año 2014, se celebra de manera bianual el Día Mundial de la Migración de Peces, o World Fish Migration Day (WFMD) Se trata de una iniciativa que pretende generar consciencia acerca de la importancia de los ríos saludables y el resguardo de las poblaciones de peces migratorios a través de la realización de actividades simultáneas en diferentes países del orbe.

Evento que es coordinado por la World Fish Migration Foundation (WFMF), organización sin fines de lucro que busca visibilizar los diferentes desafíos y amenazas que enfrentan los peces migratorios, inspirando, abogando y apoyando a las personas y diferentes organizaciones que se encuentran trabajando en la conservación de los sistemas fluviales.

© Ralph Lampman

Partiendo todo hace diecisiete años atrás, de la mano de Herman Wanninge, ecólogo acuático de origen holandés que decidió organizar un día local de la migración de peces. La sorpresiva llegada de más de mil personas, motivaron a Herman a fundar la WFMF e instaurar el World Fish Migration Day. Conmemoración que en su última versión (2018), contó con la participación de más de 3.000 organizaciones locales y regionales; organizándose un total de 570 eventos en 63 países diferentes.

El corto documental “Love Flows”, estrenado en el año 2019, relata una serie de fascinantes historias en torno a los eventos de la versión 2018 del Día Mundial de la Migración de Peces; destacando a las personas que bregan por la conservación y la libre circulación de los ríos y de aquellas especies migratorias que en ellos habitan. Asimismo, evidencia las terribles consecuencias ecosistémicas de las represas en los ríos que alguna vez circularon salvaje y libremente.

Este año en particular, la versión 2020 se llevará a cabo el día 24 de octubre, girando en torno a la conexión de peces, ríos y personas desde el amor. “El amor nos ayuda en nuestra meta de conectar peces, ríos y personas. Entonces, celebremos el amor global que tenemos por nuestros peces y ríos. Al trabajar juntos creamos una mayor fuerza impulsora para crear conciencia, compartir ideas y asegurar compromisos. El amor fluye!”, aseguran desde la WFMF.

A la fecha, ya van más de 150 iniciativas registradas en el sitio web de la ONG, tal como un festival de paddle en Georgia, Estados Unidos; una campaña de limpieza del río Shire, en Malawi, Africa; prácticas de campo y expediciones hidrobiológicas para estudiantes a lo largo del río Mana, en Rusia; y la instalación de un centro de observación y control de ríos y especies migratorias en la cuenca hidrográfica del Elliðaá, en Islandia.

Si desean saber más acerca del Día Mundial de los Peces Migratorios, o bien, si desean inscribir alguna actividad para su conmemoración, los invitamos a visitar la página web del evento haciendo click acá.

© Documental Love Flows

0

Tu Carrito