Una expedición a los fondos marinos de la región de los Ríos

Sabemos que muchos proyectos que tenían como propósito original ser exhibidos en espacios públicos hoy han tenido que dar pie atrás debido a la contingencia del COVID-19. Uno de ellos fue la expedición subacuática de la ONG “Vuelve al Océano”, quienes tenían planificado hacer una exposición de fotografía y cápsulas audiovisuales sobre ecosistemas marinos en colegios de la región de los Ríos.  Si bien el contexto sanitario puso obstáculos para la exhibición, esto no impidió seguir adelante con la divulgación de este fascinante proyecto. Es por eso que actualmente están presentando las cápsulas y fotografías a través de sus redes sociales para divulgar este importante espectro de nuestro patrimonio natural en el sur de Chile.

La ONG Vuelve al Océano está integrada por un grupo de jóvenes entusiastas amantes de la naturaleza, quienes decidieron sumergirse en las profundidades subacuáticas de la selva valdiviana de la región de Los Ríos para realizar un valioso registro audiovisual. Entre los sitios que visitaron estuvo caleta Bonifacio y Chaihuín. El equipo realizador fue integrado por Elisa Montti, licenciada en biología marina y Directora científica de la fundación y el camarógrafo subacuático Felipe Araya.

El equipo lleva un año documentando las especies marinas que habitan los fondos acuáticos de este territorio. Llevar a cabo el registro documental fue todo un desafío. Para lograr sus objetivos, usaron una cámara profesional al interior de una carcasa que la protegía del agua y de la presión de 2 a 5 atmósferas a las cuales se sometieron mientras bucearon. También – cuenta el realizador Felipe Araya – utilizaron diversos lentes para las grabaciones, de modo de obtener tanto visiones panorámicas para documentar tiburones, delfines, lobos y pulpos, como el mundo pequeño de este universo subacuático, como los nudibranquios y actinias (anémonas). Todo eso y más se puede ver en la exhibición.

Por otra parte, los flashes y focos de video les permitieron capturar el intenso colorido de los corales y esponjas, y el trípode ayudó a registrar los comportamientos de especies más tímidas que se disgustaban ante el sonido de sus exhalaciones. “Hemos aprendido muchísimo observando el sinfín de situaciones extraordinarias que ocurren bajo el mar, aunque también presenciamos escenas tristes”, afirma Felipe Araya.

Y es que junto a la biodiversidad de este entorno, el equipo también presenció los efectos de la contaminación ambiental como restos de basura, latas y plástico que convivían con los seres vivos.

Todo este material audiovisual y fotográfico guarda el propósito de transformar a la comunidad en un espectador consciente sobre lo que sucede bajo el mar de la región. “Es un documento para dar a conocer y para que las personas se maravillen, pero también, para que exista una toma de consciencia de lo frágiles que son estos ecosistemas y se animen a formar parte en las campañas de protección”, cuenta finalmente Felipe Araya.

Es por esto que la ONG Vuelve al Océano ha comenzado a editar el material en pequeñas cápsulas audiovisuales de 30 a 60 segundos, con las que poco a poco el público podrá ir aprendiendo y así ser partícipe de estas fascinantes expediciones subacuáticas en las profundidades sur de Chile.

Por ahora, cuentan sus realizadores, las cápsulas se pueden ver en la cuenta Instagram y el Facebook de la ONG Vuelve al Océano.

Cuando la contingencia lo permita, expondrán en establecimientos educacionales de la región de Los Ríos, para finalmente mostrarlas en espacios públicos como el Museo Castillo de Niebla, Carpa de la Ciencia, ferias costumbristas, entre otros.

Para hacer un seguimiento a los lugares de exhibición, saber más sobre buceo en la región de los Ríos y apoyar las iniciativas de la organización, puedes ingresar a: WWW.VUELVEALOCEANO.CL/ONG.

Imagen de portada: Medusa misteriosa, por Felipe Araya.

0

Tu Carrito