Tamo Campos  es esquiador profesional, cineasta, y medioambientalista reconocido, proveniente de Vancouver, British Columbia. Así también es conocido por ser nieto del medioambientalista y científico premiado, David Suzuki.

El año 2011 Campos fundó Beyond Boarding, un colectivo de esquiadores, surfistas, y artistas que luchan por la justicia ambiental y social. En poco tiempo han logrado concretar varios logros y aventuras: se tomaron campos mineros en los Sacred Headwaters de British Columbia, manejaron por la provincia de Alberta en un bus que corre con aceite vegetal, y viajaron a la Amazonía Peruana para apoyar a las comunidades más afectadas por el cambio climático.

Northern Grease, el estreno más reciente  de Tamo, mezcla el snowboard con el activismo, enfocado en la gravedad de las arenas bituminosas de Alberta (Tar Sands), y como éstas son las que más contribuyen al cambio climático en Canadá.

El año pasado el nombre de Tamo apareció varias veces en prensa porque lo metieron preso por haber participado en una protesta en Burnaby Mountain, donde la empresa Kinder Morgan estaba intentando expandir el oleoducto trans montaña (Trans Mountain Pipeline).

En Agosto de este año pude compartir con Tamo mientras él visitaba Santiago, Chile,  debido a que estaba presente en el festival de cine medioambiental Earth in Focus Film Festival.

¿Cómo nació tu organización Beyond Boarding

Beyond Boarding es un colectivo de snowboarders, surfistas, artistas y amigos. Básicamente estamos tratando de crear conciencia en torno a temas socio ambientales dentro de la comunidad de la nieve y el deporte al aire libre. Es un proyecto muy entretenido. No somos todos esquiadores, pero estamos todos comprometidos con educar sobre temas que nos afectan a todos por igual.

Las arenas bituminosas de Alberta. Foto por Howl Arts Collective

¿Crees que la comunicad de snowboard ha cambiado en Canadá?

Creo que la comunidad del aire libre está comenzando a ver los impactos del cambio climático. Al contrario de la mayoría de la sociedad, nosotros pasamos mucho tiempo afuera. Estamos viendo los cambios en los patrones del clima. Tenemos inviernos más cortos, tormentas extremas en el este de Canadá, y por otra parte los glaciares se están derritiendo. Creo que esto inevitablemente nos permite ver el cambio climático de primera mano.

Y lo que nuestro grupo se preguntó fue ¿cómo tomamos esta experiencia de ver el cambio climático, y motivamos a nuestra comunidad -la comunidad de deportes al aire libre- a sentir una responsabilidad por los que son más afectados por el cambio climático, aquellos que son desplazados y otros cuyas vidas se encuentran amenazadas por este problema?

¿Se ha involucrado la comunidad de deportes al aire libre?

Toda la idea de Beyond Boarding fue, ¿cómo continuamos siendo esquiadores, y aún así hablar del medioambiente? Bueno, hacemos muchas presentaciones en colegios y universidades. Y nuestra llegada no viene desde la clásica impresión de que los ambientalistas son  predicadores, si no entramos como un grupo de atletas jóvenes que recorren el país en un camión que corre con aceite vegetal. Y este tipo de mensaje le llega a las personas. Entonces hemos sido exitosos en este sentido.

Muchos de nuestros proyectos nos llevan a zonas rurales, donde las industrias extractivas desplazan a miles, afectan su agua y  las zonas tradicionales de caza. Hemos aprendido más de lo que podemos enseñar, y todo nuestro proyecto ha sido enfocado en aprender de las comunidades, para luego compartir sus historias en los centros urbanos.

Cuéntame sobre tu transformación hacia el activismo. ¿Cómo puedes empoderar a las personas y lograr que se interesen en estos temas?

Hace unos años, si me hubieras preguntado mi opinión sobre el activismo, te hubiera dicho que no me interesaba. Me hubiera largado si me hubieras preguntado algo político. Pero todos tenemos experiencias que nos han cambiado, y las mías vinieron de mis viajes a Sur América, viendo a las comunidades más afectadas, para luego regresar a Canadá y ver como nosotros contribuimos al cambio climático con las arenas bituminosas, la extracción de gas natural, y la minería a carbón. Y uno tiene que hacer algo cuando ve injusticia. Entonces esa ha sido mi historia con el activismo.

Creo que el activismo siempre ha sido importante. Pero creo que activismo es una palabra rara, suena como si fuera una carrera. Nunca lo he visto de esa manera.

El medioambientalismo es un lente para mirar el mundo. Estamos conectados íntegramente con la naturaleza. Sin ella -aire y agua limpia-, no podríamos existir. Entonces no importa si eres menor, profesor, o estudiante, el medioambientalismo es una forma de ver el mundo y participar en él.

Mi visión sobre el activismo es que hoy tenemos un sistema económico destructivo que va por sobre la ecología que nos mantiene vivos. Para mi, ser activista significa preguntarse ¿cómo cambiamos esto? ¿Cómo podemos colocar el medioambiente por sobre el sistema que nos está destruyendo? Y eso es más que una carrera, es una pasión. Una pasión por la justicia.

¿Qué herramientas crees que son útiles para ser efectivo como activista ? 

Existen tantos grupos que comparten su conocimiento, sus herramientas, y yo creo que es muy importante capacitarse en este movimiento. Debemos darnos cuenta que existen tantas formas para resistir el sistema. Creo que lo lindo de tener una variedad de tácticas es que funciona de la misma forma en la naturaleza. La naturaleza es resistente por su biodiversidad, y así debieran ser nuestros movimientos.

No importa si estás organizando una marcha, educando en los colegios o participando en una toma, todos estos esfuerzos forman parte del movimiento. Mientras más diversos seamos, más exitoso será el movimiento.

¿A qué velocidad se han expandido las arenas bituminosas (Tar Sands)? 

En Canadá tenemos unos de los depósitos petroleros más grandes del mundo, pero es inconvencional, lo cual significa que se requieren enormes cantidades de agua y energía para extraer este petróleo. Los científicos que estudian el cambio climático están diciendo que la mayoría de las arenas bituminosas deben permanecer en el suelo, sin embargo, nuestro gobierno quiere extraerlo todo. Al 2020, ya está propuesto que las arenas van a emitir más que cualquier auto en Canadá, entonces, en base a esto, más que manejar menos o andar en bicicleta, debemos fundamentalmente frenar las arenas, porque le debemos nuestra responsabilidad a las comunidades afectadas alrededor del mundo.

¿Cómo han afectado las arenas bituminosas a las comunidades locales? 

Las arenas están situadas al norte de Alberta, en terreno Beaver Lake Cree. Cuando Canadá se formó, creó tratados con los pueblos originarios, donde se estableció que podrían cazar, tener acceso a salud pública, y usar sus territorios tradicionales. Sin embargo, Canadá ha permitido la destrucción de sus territorios, hasta el punto que ya no pueden cazar, pescar, o subsistir de su tierra. Los pueblos originarios de Beaver Lake Cree han presenciado 20,000 violaciones a los tratados, todas asociados al crecimiento de las arenas.

Luego están las comunidades río abajo a las arenas, tales como los de Fort Chipewyan, los cuales sufren de cánceres extraños, ya que los peces también están siendo contaminados. Debemos recordar que las arenas están ubicadas al lado de la tercera fuente más grande de agua fresca del mundo. Y esto es un recurso no renovable que necesita ser protegido, es la base para toda la vida.

¿Qué está sucediendo con los oleoductos?

Las arenas bituminosas no pueden expandirse porque la industria no tiene acceso a los mercados internacionales. Hoy existen varios proyectos de oleoductos en todo el país, pero también hay muchas comunidades que se están oponiendo a estos proyectos, argumentando que es extremadamente radical construir más infraestructura de combustibles fósiles en medio del cambio climático. Estamos viendo todo tipo de personas oponiéndose a estos proyectos: desde madres, profesores, a activistas indígenas y estudiantes.

¿Has visto las arenas de cerca?

Sí. Hicimos un viaje a las arenas en el año 2013. Fue chocante, solo el tamaño y la escala del proyecto. Las arenas bituminosas son más grandes que el territorio de Inglaterra. Es el proyecto de construcción más grande del mundo. Sólo hay que pensar en las cicatrices que dejan estos procesos de extracción, que son realmente impresionantes al ver.

¿Qué tipo de estrategias se están utilizando para frenar estos proyectos? 

Ahora existen una variedad de tácticas que se están utilizando para frenar las arenas. Estas varían desde educación, a tomas de los pueblos originarios, a justicia en la corte, y creo que son todas muy valiosas.

Una estrategia en particular que está haciendo ruido ahora es la del campamento Unist’ot’, que son un grupo de pueblos originarios que viven en el territorio Wet’suwet’en, y lo han tomado desde el 2009 para frenar la construcción del oleoducto. Esto es una zona en el oeste de British Columbia que no tiene tratados con las primeras naciones, entonces no necesariamente es tierra cedida, sin embargo ellos no han permitido el ingreso de empresas oleoductos hace ya 6 años.

Han construido paneles solares, un huerto de permacultura, y un centro de sanación, todo en las mismas rutas proyectadas de los oleoductos. Y debemos recordar que esto no es un campamento de protesta, esto es activismo de comunidades indígenas. Los Wet’suwet’en están actuando por su responsabilidad sobre la tierra, y es hora que el gobierno de Canadá respete esto.

Tamo campos

¿Qué argumentos están usando como alternativa a las arenas bituminosas? 

Creo que ahora estamos alimentando a un gigante que está muriendo. Es hora de invertir en energía renovable. Es hora de crear una economía sustentable, una que no destruye lo que nos mantiene vivos. La pregunta es ¿cómo creamos energía donde las mismas comunidades locales son los dueños?  En vez de que entren más multinacionales que extraen las arenas y generan capital que sale del país, ¿cómo podemos empoderar  a las comunidades locales con sus propias fuentes de energía?.

¿Quién está representando los derechos indígenas hoy? 

En Canadá existe una situación bien interesante porque los derechos de los indígenas están incluídas en nuestra constitución en la sección 35b, sin embargo no está siendo respetados por el gobierno federal. Al mismo tiempo, las comunidades indígenas están ganando casos en la corte suprema, pero aún así no son respetados por el Estado. Entonces creo que es un tema de derechos humanos.

Es importante entender que la injusticia en contra de las comunidades indígenas es la misma injusticia que permitió que se creara la nación de Canadá en primer lugar. Es hora de romper con esta mentalidad colonial y comenzar a reconciliar, respetar los tratados que permitieron la creación de esta nación, y crear una nueva relación con los pueblos originarios. Al honrar estos derechos tradicionales, todos son beneficiados. No existe daño en romper con la injusticia.

¿Cuales son los movimientos actuales en Vancouver? 

Están ocurriendo muchas cosas ahora en Vancouver. Desde proyectos de permacultura, a trabajos en contra de los ductos. Es un movimiento creciente ya que muchas personas se están dando cuenta que existe un mundo alternativo que podemos crear.

¿Qué le dirías a las personas que niegan el fenómeno del cambio climático? 

No existe ningún estudio científico que indica que el cambio climático no es causado por el hombre. Sin embargo, los medios de comunicación lo plantean como si fuera una conversación 50-50. Eso demuestra cuánto dinero la industria de combustibles fósiles ha puesto en la negación del cambio climático, al crear instituciones tal como el Instituto Frasier, que publican peticiones y reportes que hacen parecer que el cambio climático no existe. Pero unánimemente los científicos dicen que el cambio climático es real.

Debiéramos haber estado trabajando sobre el cambio climático hace 20 años, pero ha sido un tema debatido durante toda mi vida. Se utilizan varios argumentos tales como ¨si manejas un auto, no puedes estar en contra de este oleoducto¨, o , ¨si vuelas en avión no puedes estar en contra del oleoducto¨. Bueno, resulta ser el mismo argumento que utilizaban durante los tiempos de esclavitud. Durante el movimiento anti-esclavitud, los dueños de los esclavos ponían avisos en los diarios que decían: ¨si le colocas azúcar a tu té, entonces no puedes estar en contra de la esclavitud¨. Imagínate lo hubiéramos escuchado.

Northern-Grease

¿Qué crees que está en el centro de la crisis medioambiental actual?

Creo que el medioambientalismo no vive por si solo.

Cuando uno piensa en la injusticia ambiental, se pone potente porque vive al lado  de muchas otras injusticias. Esa es la base. Quizás las raíces de la crisis medioambiental son el racismo, colonialismo y capitalismo.

El capitalismo permite que exista un crecimiento infinito en un planeta finito. El racismo es lo que permite que las comunidades de primera línea sufran las violaciones de 20,000 tratados, sin obtener atención de la prensa. Y el colonialismo le quita a las comunidades, quienes han estado en un territorio por más tiempo, el derecho de decir ¨no¨. Desde decir no a los asentamientos, no a que envíen sus hijos a colegios residenciales, o no a los oleoductos.

Entonces cuando luchamos contra estos proyectos, no solo estamos luchando en contra de un oleoducto, una mina a carbón, o un proyecto hidroeléctrico. Estamos luchando contra sistemas. Cuando basemos nuestro activismo sobre fundamentos de-coloniales, anti-capitalistas, y anti-racistas, es cuando podremos ver soluciones a largo plazo a los mismos sistemas opresivos que nos permiten destruir el medioambiente en primer lugar.

¿Hacia cual dirección crees que debiéramos estar moviéndonos?

Creo que tiene que ver en punto de referencia. Hoy ¿cómo definimos la felicidad? ¿Cómo definimos la vida sana? Bueno, uno de los indicadores que usamos para medir el progreso es el PIB, pero eso solo contabiliza las transacciones que involucran dinero. Entonces cuando hay un derrame de petróleo que destruye los peces de los cuales personas subsisten, bueno, eso en realidad aumenta el PIB porque se invierte más capital en la limpieza del derrame de petróleo. Otro ejemplo: si estoy muy ocupado para cuidar a mis hijos, le pago a alguien para que lo haga-una niñera-, y eso también aumenta el PIB ¿Esto crea una sociedad saludable?. Necesitamos tener esta conversación ¿El consumismo nos está haciendo más felices?

¿Qué tan importante es el rol de la juventud? 

Creo que la juventud lo es todo. En nuestro sistema económico actual, la juventud no tiene voz. O sea, no puedes votar hasta que tienes 18 años. Es importante que cambiemos esa estructura, y esa es una de las maneras con la que podremos salir de esta manera de pensar, que es tan a corto plazo.

¿Tienes esperanza? Crees que el activismo está teniendo un efecto?

Si no tuviera esperanza no estaría haciendo lo que hago. El activismo y los movimientos sociales han jugado un rol enorme en el mundo en el cual vivimos hoy. Toma por ejemplo el movimiento anti-esclavitud y anti-apartheid. Los movimientos sociales han cambiado la historia. Y eso me da mucha esperanza, ya que eso, la esperanza, nos va a salvar en el viaje por delante.