phH8UEgFODA

Por Pía Vergara Rubio

@PiaVergaraR

El calentamiento global es una problemática mundial de la cual se discute, conversa y debate desde hace al menos una década. Pese a que la vida cotidiana, el trabajo, las preocupaciones personales y muchos otros elementos a veces no nos dejan mirar desde arriba esta problemática -que nos afecta a todos- siempre hay entidades y acciones que nos recuerdan que somos parte de un todo, y que la conservación de cada parte de nuestro planeta es fundamental.

Esta vez, la luz se ha puesto en el Ártico, ya que su deshielo ha provocado que se caliente aún más nuestro planeta, lo que trae consecuencias graves (como el cambio climático). Hoy el Ártico está amenazado a causa de la extracción de petróleo, la pesca industrial, y el transporte marítimo, entre otras.

GREENPEACE ha marcado una pauta con la nueva campaña de defensa y protección del Ártico. Es así como el prestigioso compositor y pianista italiano Ludovico Einaudi ha unido su voz a través de la música, a la de los ocho millones de personas de todo el mundo que piden la protección del Ártico con una espectacular y emotiva interpretación de una pieza creada especialmente para la ocasión sobre una plataforma flotante en mitad de ese océano, frente al glaciar Wahlenbergbreen (en Svalbard, Noruega).

Einaudi viajó al Ártico a bordo del barco de Greenpeace Arctic Sunrise, coincidiendo con la fecha de comienzo  de una importante cita para el futuro del Ártico: la reunión esta semana de la comisión OSPAR en Tenerife, que podría asegurar la creación de la primera zona protegida en aguas internacionales del océano Ártico.

ludovico-03

Por lo mismo, en la página www.savethearctic.org comentan:

“ Ocho millones de personas de todo el mundo ya han alzado su voz para pedir que se proteja por su biodiversidad, porque el Ártico regula el clima de nuestro planeta y debemos preservarlo para las generaciones futuras. Son algunas de las razones por las que debemos protegerlo, pero hay muchas más”.

Y agregan que quieren que se protejan las aguas internacionales del lugar. Ayúdanos a hacerlo realidad. ¡Salva el Ártico!”

82997_133000