Qarapara es una organización sin fines de lucro que lleva cuatro años trabajando con tortugas marinas en Chile. Comenzó el año 2012 como un proyecto reaccionario, ya que en esa época un megaproyecto energético estaba amenazando el ecosistema de alimentación de las tortugas verdes en Bahía Salado (Región de Atacama) y no se contaba con información respecto a esta población.

La misión de Qarapara está dirigida a generar información científica sobre las poblaciones de tortugas marinas y sus hábitats en Chile, de tal forma de facilitar la toma de decisiones respecto a su manejo y conservación. Además, la organización dedica sus esfuerzos a la educación y difusión ambiental, como herramienta clave en la conservación de estas especies; asesora casos clínicos y colecta datos de varamientos a nivel nacional. Conversamos con Rocío Álvarez, directora de la ONG Qarapara, sobre los avances y desafíos que han tenido como organización, y también para aprender más sobre estas especies tan poco conocidas en Chile.

¿Cómo le has ido con la colecta de datos de varamientos?

Nos hemos enfocado en recolectar la información, lo cual no ha sido fácil, debido a que existen muchas fuentes informales y no todos los varamientos son informados al Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), quien está encargado de reunir esta información. Partimos colectando datos de varamientos a nivel nacional a través de una revisión bibliográfica exhaustiva, y ya logramos tener una base de datos consolidada desde los años 90 a la fecha. Considerando los varamientos ocurridos hasta Septiembre de 2016 en todo el territorio nacional, llevamos un registro de 204 casos, incluyendo todas las especies registradas en Chile.

¿Cuántas especies de tortugas existen en Chile? ¿Por qué decidieron enfocarse en la Tortuga Verde?

Hasta hace poco, en Chile se  sabía de la presencia de 4 especies: la tortuga laúd y cabezona, que son oceánicas; y la tortuga olivácea y verde, que son más bien costeras. Sin embargo, el año pasado reportamos la presencia de tortuga carey en Isla de Pascua, por lo que ahora contamos con 5 especies de tortugas marinas a nivel nacional. Decidimos trabajar con la tortuga verde debido a que partimos trabajando en Atacama, y justamente en Bahía Salado es donde se congrega la colonia más austral de esta especie en el Pacífico Oriental. Es importante destacar que en Chile sólo existen zonas de alimentación de tortugas marinas, no de nidificación.

¿Entonces están migrando?

El ciclo de vida de estas especies es bastante singular, ya que son animales migratorios. Ellas pueden viajar miles de kilómetros entre los hábitats de reproducción -que corresponden a aguas más cálidas, tropicales o subtropicales- y las zonas de alimentación, que son aguas más frías y es donde pasan más del 90% de su vida. El problema es que existe poca investigación en las zonas de la alimentación, debido a que las tortugas permanecen dentro del agua y eso dificulta la logística asociada a la captura y monitoreo.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-6-44-47-p-m

  ¿Cómo las monitorean dentro del mar?

Las 2 especies más oceánicas (laúd y cabezona) en Chile generalmente se monitorean a través de la pesquería industrial, ya que actualmente existe un programa de observadores a bordo que está implementando el IFOP (Instituto de Fomento Pesquero). Estos observadores se embarcan, y llevan un registro de las especies que caen en las redes de pesca, incluyendo aves, mamíferos y reptiles (tortugas). Las tortugas que habitan en zonas más costeras, como es el caso de la tortuga verde, son estudiadas principalmente en las zonas donde se agregan para alimentarse.

¿Usan transmisores para seguir sus movimientos?

No por ahora. Hemos desarrollado distintos estudios en Bahía Salado, pero aún no logramos conseguir fondos para hacer un seguimiento y así saber cuánto tiempo las tortugas permanecen en la bahía y cuáles son sus principales rutas de tránsito. Según el ciclo de vida,  las tortugas verdes son filopátricas. Una vez que eclosionan del huevo, los tortuguillos se dirigen al océano, se dejan llevar por las corrientes marinas, y cuando alcanzan un tamaño específico, se establecen en las zonas costeras a alimentarse. Allí pueden permanecer muchos años (incluso más de 30 años) hasta alcanzar la madurez sexual y migrar a las zonas de reproducción que corresponden a las playas donde nacieron. Estudios demuestran que no sólo son fieles a las zonas de reproducción, sino también a las áreas donde se alimentan.captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-6-45-04-p-m

¿Las tortugas están en peligro de extinción?

La tortuga verde es una especie catalogada en peligro de extinción por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y en Chile, recientemente fue reclasificada según el RCE (Reglamento de Clasificación de Especies) pasando desde “Insuficientemente conocida” a “En Peligro”. Según la UICN, la tortuga cabezona -al igual que la verde- está catalogada En Peligro. Por su parte, la laúd y la carey, En Peligro Crítico, y la olivácea como Vulnerable.

¿Cuáles son sus mayores amenazas?

Las amenazas varían según la especie. Por ejemplo, la tortuga carey está amenazada principalmente por el uso de su caparazón para la confección de artesanías, y la verde, por el consumo de su carne y huevos. En general, para todas las especies la principal amenaza son las pesquerías, tanto industriales como artesanales.

¿Hay una estimación sobre la incidencia de la pesca?

El estudio más actual, publicado en el año 2010, indica que la tasa de captura de tortuga laúd y cabezona por la pesquería de pez espada es bastante baja, contrario a lo que se pensaba anteriormente. A la fecha no hay estudios publicados sobre el impacto de la pesquería artesanal sobre tortugas marinas en Chile, sin embargo se sabe que hay zonas en el norte del país donde el impacto en las poblaciones ha sido moderado a alto.

Últimamente ha habido muchos casos de marea roja en Chile ¿También ha habido casos de varamiento por marea roja en tortugas?

No es fácil hacer un diagnóstico para determinar la causa de muerte, porque las tortugas llegan en un estado muy avanzado de descomposición a la playa. Sin embargo hay datos puntuales que te pueden ayudar a determinar la causa de muerte del animal, por ejemplo si existen lesiones asociadas a algún arte de pesca. En estos casos, es importante colectar ciertas muestras para ver si hay signos de ahogamiento. En cuanto a casos de varamientos relacionados con marea roja en Chile, no tengo información.

Existe un problema con el plástico ¿Han visto contaminación o varamientos debido a la ingestión de plásticos?

En Chile, los varamientos son bastantes escasos comparado con otros países y considerando la extensión de nuestra costa. Además por el estado de descomposición y posiblemente por la escasa experiencia con estas especies, se han realizado muy pocas necropsias. El año pasado en Coquimbo, en la Universidad Católica del Norte, como ONG asesoramos algunos casos de varamientos. En una tortuga se encontró un anzuelo, pero no se han encontrado plásticos en el tracto gastrointestinal (al menos en las necropsias que se nos han informado).

En una tortuga carey que varó en Isla de Pascua el 2014, se detectaron trozos de plástico en las heces pero no en la necropsia. He estado trabajando en otros lugares, y he visto que el tema del plástico es sumamente importante en la mortalidad de tortugas. Por ejemplo, en las costas de Uruguay, el 80 % de las tortugas que varan tienen plástico en el tracto gastrointestinal y existe una alta tasa de mortalidad asociada a esta causa.

¿Qué tipo de mecanismos de conservación están proponiendo para Bahía Salado?

Es un tema súper complejo, porque nos hemos enterado que existen nuevos megaproyectos que se quieren hacer en ese lugar. Nosotros hemos estado generando información científica para poder proponer medidas de manejo y conservación para la tortuga verde apropiadas a la realidad local, pero no tenemos claridad sobre la factibilidad de proteger el área, aun cuando tiene un altísimo valor ecológico. Tenemos que evaluar las posibilidades y optar por aquella que beneficie mayormente a las tortugas, su hábitat y a la gente local.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-6-54-47-p-m¿Qué actividades se realizan en la zona?

En esa bahía, principalmente la extracción de algas, la cual está controlada por el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca). También existe pesca artesanal con redes de enmalle en la zona.

¿Cuál ha sido el desafío principal para Qarapara?

El financiamiento, principalmente, porque nosotros trabajamos en un lugar que está a casi 800 kilómetros de Santiago, por lo  que el trabajo de campo se encarece mucho. La logística es bastante compleja. Actualmente funcionamos gracias al apoyo de los socios, a algunas actividades sociales para recaudar fondos y a la postulación a fondos concursables nacionales e internacionales.

¿Trabajan con voluntarios?

Sí, de hecho, todos somos voluntarios, todos trabajamos ad honorem para la organización. Realizamos una convocatoria anual para que las personas interesadas en nuestras áreas de trabajo puedan integrarse. Tenemos varios socios y tratamos de enfocarnos en que nuestro aporte sea para la conservación de las tortugas marinas y un apoyo para el desarrollo y bienestar de las comunidades locales asociadas. Nuestros objetivos son nobles y hay mucha dedicación de la gente que trabaja en este equipo.

Rocío finaliza contándonos sobre el gran aporte que han sido los voluntarios para la organización, y comenta sobre lo que se viene a mediano plazo. Entre otras metas, se incluye potenciar el monitoreo en Bahía Salado e involucrar más activamente a las comunidades locales en sus proyectos.

Para más información, visiten la página de Facebook de Qarapara.

Para conocer el trabajo de campo que realiza Qarapara, pueden visitar el siguiente link.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-6-45-18-p-m

*Foto de portada por Javiera Paz Gómez Adaros.