HkZDSqyE1do

Majuli es una pequeña isla que se encuentra en el Estado de Assam, en el nordeste de la India, en medio  del río Brahmaputra.  Se dice que a fines del siglo XIX, esta masa de tierra poseía una superficie total de 1150 km², sin embargo, con el paso del tiempo, su tamaño se ha ido reduciendo drásticamente debido a la erosión provocada tanto por factores antropogénicos como naturales. Según el corto que trataremos a continuación, hay científicos que han advertido que Majuli es una isla destinada a desaparecer.

Forest Man (2013) es un corto documental que muestra el trabajo de un hombre que se ha mantenido luchando para revertir aquella situación. Su fórmula ha sido plantar día a día semillas que se transformaron en nada más y nada menos que un bosque de 550 hectáreas. El nombre de este personaje es Jadav Payeng.

Jitu Kalita, además de periodista, es un fotógrafo de la naturaleza que narra su relación de amistad con el misterioso y altruista Jadav, a quien conoció un buen día de paseo por Majuli cuando inesperadamente encontró este frondoso bosque. Fue  en ese momento que Payeng le contó que desde su adolescencia, en 1979, se propuso reforestar de manera silenciosa y desinteresada una parte de la isla donde vive con su familia para protegerla de la extinción.

Este corto documenta la visión de ese hombre misántropo que mantuvo su trabajo al margen de las grandes civilizaciones y reconocimientos sólo por querer proteger el espacio que llama “mi bosque”. Él cuenta que cuando los árboles crecieron, cada día se volvía más difícil protegerlos, ya que la mayor amenaza eran los seres humanos que querían cortarlos para hacerse ricos. Con ello,  los animales salvajes que le habitan se verían amenazados también. Jadav, además, afirma que sin los seres humanos no habría monstruos en la naturaleza, pues son ellos quienes consumen todo hasta dejar nada, ni siquiera los animales más salvajes están a salvo.

Después que el fotógrafo y Jadav se conocieran, Jitu escribió una nota para un periódico local. Gracias a ello, Payeng ha obtenido muchos premios por sus logros en India. Asimismo, el gobierno indio ha intentado que la isla de Majuli sea reconocida como Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, pero aún no lo consigue.