El “Wildlife Photographer of the Year”, organizado por el Museo de Historia Natural Británico, es uno de los concursos fotográficos de vida salvaje más prestigiosos del mundo, en el que se trata de transmitir la belleza de la naturaleza junto al fomento del conocimiento y el respeto hacia la vida natural.

Creado en 1964, el concurso promueve el trabajo de fotógrafos y fotógrafas de naturaleza, tanto profesionales como amateurs, jóvenes y adultos, quienes participan en tres y quince categorías respectivamente. Cada categoría cuenta con diferentes premios, los que van desde premios en dinero y viajes, hasta suscripciones a diferentes revistas sobre conservación de la naturaleza.  

Dentro de las temáticas en las que compiten los adultos destacan: Diversidad de la Tierra, cuyas categorías son “Mamíferos”, “Aves”, “Reptiles, anfibios y peces”, “Invertebrados” y “Plantas y hongos”; Entornos de la Tierra, compuesta por las categorías “En la tierra” y “En el cielo y Urbano”; Diseño de la Tierra, integrado por las categorías “Detalles”, “Impresiones” y “Blanco y Negro”; y Documental, en el que están presentes las categorías “Fotoperiodista de Fauna y Flora” y “Premio al relato fotográfico”.

Mientras que en el caso de los jóvenes, que participan por el Young Wildlife Photographer of the year, las tres categorías son: “Hasta 10 años”, “De 11 a 14 años”, y “De 15 a 17 años”. Concurso en el que las imágenes inscritas pueden pueden incluir retratos, acciones o comportamientos de animales, así como la gran diversidad de fauna y flora salvajes.

En octubre del 2016 fueron publicadas las 100 imágenes ganadoras de la versión número 52, las que fueron elegidas dentro de un universo de 50.000 fotografías de 95 países diferentes. La indiscutida ganadora fue la captada por Tim Laman, quien se llevó el principal galardón con su espectacular fotografía denominada “Vidas Entrelazadas”, en la que aparece un orangután -en peligro de extinción- subiendo por una gruesa higuera en el Parque Nacional Gunung Palung, en Indonesia.

Imagen que se dio en el marco de un viaje de investigación junto a su esposa Cheryl Knott, quien es especialista en orangutanes, y que fue posible luego de tres días de escalada por el árbol de 30 metros, en cuya copa fue instalada una serie de cámaras con disparador remoto, entre ellas una Go Pro, de la cual salieron los 6 disparos que componen la fantástica serie tomada por Lam.

Para Lam -quien es investigador asociado en ornitología, además de pertenecer de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación- “el fotoperiodismo puede tener un gran impacto en la conservación, porque la gente no aprecia realmente lo que está pasando hasta que lo ven ellos mismos”.

Las fotografías ganadoras fueron exhibidas en el Museo de Historia Natural Británico, así como en diferentes capitales de Europa. Actualmente, la muestra será presentada en el Seacity Museum, ubicado en la ciudad de Southampton, desde el 1ro de julio hasta el 24 de septiembre de este año 2017.

Para la versión número 53 del concurso, la recepción de imágenes se cerró el 15 de noviembre de 2016, y el selecto jurado estará compuesto por: Daniel Beltrá (España/EE.UU), fotógrafo miembro de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación; Lewis Blackwell (Reino Unido), Presidente del jurado, autor y director creativo; Jasper Doest (Holanda), fotógrafo de la naturaleza; Britta Jaschinski (Alemania), reportera gráfica de fauna; Mattias Klum (Suecia),  fotógrafo y realizador de National Geographic; y Rosamund ‘Roz’ Kidman Cox (Reino Unido), escritor y  ex editor de la BBC Wildlife Magazine.

Habrá que esperar un par de meses para conocer las nuevas 100 fotografías ganadoras de esta prestigiosa competencia internacional. A continuación, te dejamos las  mejores fotografías de la versión 2016.

Ganadora del premio Young Wildlife Photographer of the Year, en la categoría
“15–17 Años”. Autor: Gideon Knight (Reino Unido)

Ganadora de la categoría “Bajo el agua”. Autor: Tony Wu (EEUU)

 

Ganadora de la categoría “Aves”. Autor: Ganesh H. Shankar (India)