Desde que Bjork apareció en la escena musical y audiovisual, nunca ha dejado de llamar la atención. Ya sea por su look, su especial voz o por su manera de crear y componer música, la talentosa artista ya lleva 9 discos editados, todos considerados de alto contenido en cuanto a sus letras y composición musical. De hecho, su octavo disco estuvo marcado por varios conceptos relacionados a la naturaleza. En Endémico te contamos por qué.

Hace ya 6 años que la multifacética artistas islandesa Bjork lanzó al mundo su octava placa musical, llamada Biophilia, estrenada en aquella época en el Festival Internacional de Manchester, Inglaterra. Un trabajo personal, innovador y –como siempre- deslumbrante, que no sólo impresionó a sus fanáticos, sino que también a la crítica especializada.

Éste ha sido definido como uno de los proyectos más ambiciosos de la cantante, ya que todo el álbum se creó con base a sucesos biológicos y geofísicos. En efecto, los tiempos de las canciones fueron realizados a partir de los patrones que surgen naturalmente en fenómenos como el movimiento de las placas tectónicas y/o la creación de cuarzos. Además, la cantante formó su propio coro de voces e instrumentos y aplicaciones exclusivas, transformándolo en una de las producciones mejor trabajadas tecnológicamente de los últimos años.

Por ejemplo, en la canción Thunderbolt, la artista compuso el ritmo a partir de los lapsos que tarda un rayo en golpear la tierra. Para ello, utilizó bobinas de Tesla para producir el sonido eléctrico que caracteriza a esta canción.

Según BBC Mundo, en su momento la artista comentó que “Biophilia” es un proyecto extraordinario y ambicioso. Esto, porque se trata de un show multimedia que combina en un mismo espacio música, aplicaciones, la proyección de documentales de la naturaleza, instrumentos musicales hechos a mano exclusivamente para el concierto y su performance.

Para Bjork, Biophilia significa “el amor de los seres vivos”, con una alta carga tecnológica. “Mi principal objetivo es no aburrirme”, explicó la cantante al periódico británico The Guardian. “Creo que si me causa curiosidad lo que va a pasar o estoy emocionada por lo que vendrá, la audiencia también lo estará. Al final, se trata de tener la sensación de aventura más que los detalles de la aventura por sí misma”.

Y agregó al mismo medio que “las aplicaciones están principalmente diseñadas para una experiencia más personal en tu dispositivo. Lo que ves en vivo es nuestra versión. En casa, puedes tener una versión totalmente diferente”.

BJORK: ECLÉCTICA

Por su parte, la periodista mexicana Julenne Esquinca, quien escribe en un medio especializado sobre música, dice que intentar definir a Björk es una tarea que puede resultar imposible, ya que esta artista, cantante, actriz y demás clasificaciones, “es una de las figuras más eclécticas del mundo artístico”.

Esquinza agrega que “para muchos, Björk podría resumirse en voces agudas, vestuario extravagante y locuras visuales, pero Björk es muchísimo más que esto: es una de las artistas más completas del mundo de la música, y la razón por la que para muchos es “rara”, es debido a su naturaleza visionaria: en lugar de buscar crear meras armonías en la música, compone a partir de la exploración de un concepto y lo lleva a su límite visual y auditivo”.

DOCUMENTAL 2014

Tras tres años desde su lanzamiento, y para cerrar el proceso que significó este trabajo, la cantante estrenó “Biophilia Live” en 160 ciudades alrededor del mundo, una producción audiovisual que recopiló imágenes de la gira internacional que la cantante realizó el año 2011, en el marco del lanzamiento de su disco.

Fiel a su estilo, la artista sorprendió en aquel momento con una propuesta fuera de lo común. Acompañó la publicación de su disco con una puesta en escena que recrea el mundo de la naturaleza, en conjunto con una serie de aplicaciones multimedia.

Biophilia Live fue dirigido por Nick Fenton y Peter Strickland y se estrenó en el Festival de Cine de Tribeca.

Te dejamos dos enlaces para que conozcas más de cerca este increíble trabajo de la gran Björk:

Además, te recomendamos visitar el Biophilia Educational Project. Este es un proyecto piloto a gran escala que se basa en la participación de académicos, científicos, artistas, profesores y estudiantes. Se fundamenta en la creatividad como herramienta de enseñanza e investigación, donde la música, la tecnología y las ciencias naturales están unidas entre sí a través de dispositivos electrónicos y metodologías de aprendizaje que fomentan el pensamiento creativo y analítico de los estudiantes. El proyecto fue desarrollado por Björk en la ciudad de Reykjavík y la Universidad de Islandia, en relación con el lanzamiento de su álbum Biophilia.