Dar a conocer de forma interactiva el asombroso ciclo de crecimiento de las plantas de nuestro planeta, fue la principal motivación de “A Breathing Earth”, iniciativa que se materializó en la creación de un completo mapa animado que evidencia los periodos estacionales (primavera, verano, otoño e invierno) durante las 52 semanas del año 2016.

Aquella animación, permite evidenciar el comportamiento vegetativo de las zonas con mayor y menor vegetación de ambos hemisferios, dando cuenta de las múltiples diferencias que existen a nivel climático y estacionario, tal como se puede apreciar si se compara lo que sucede en las regiones del sur de África, Brasil y Nueva Zelanda, con las regiones que se encuentran al norte del Ecuador.

Todo esto comenzó a raíz del desarrollo de un proyecto mensual de Nadieh Bremer y Shirley Wu: dos científicas y diseñadoras de datos que decidieron recopilar datos acerca de la salud vegetativa del planeta. Condición que es medida a partir del verdor de ciertas áreas, mediante el “Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada”, donde el verde puede ser utilizado para estimar el inicio y el término de la vegetación, así como el comienzo de la temporada de crecimiento y las fases del desarrollo de las plantas.

 

Zonas que fueron representadas a través de un mapa del mundo condensado en 50.000 círculos, el que evidencia los resultados de cada área con respecto a los cambios de estación, y que da la impresión visual de que el planeta  a se encuentra respirando.    

                              Según Bremer,“cuanto más verde tienen las plantas, más CO2 pueden filtrar de la atmósfera de vuelta al oxígeno que los humanos a su vez necesitan respirar”.

Para poder llevar a cabo la compleja y titánica conversión de las cifras a gráficos interactivos, ambas diseñadoras debieron aprender diferentes herramientas de codificación y animación que les permitieran dar vida en simultáneo a cada uno de los 50.000 círculos, a través de diferentes tamaños y colores. 

La Información utilizada fue proporcionada por el Centro de Aplicaciones e Investigación por Satélite (NOAA STAR), por medio de los datos provenientes del satélite SNPP (Suomi National Polar-Orbiting Partnership), cuyo sensor “VIIRS” (Visible Infrared Imager Radiometer Suite) fue una de las claves para conseguir información detallada sobre los cambios de la vegetación durante cada semana.

“Observan y vean nuestra Tierra respirando durante todo el año. Todos los organismos vivos dependen de estos ciclos en el crecimiento de las plantas; para el alimento, para el oxígeno, y más. Aunque los seres humanos hemos comenzado a afectar estos ciclos, esperemos que este espectáculo magnífico será parte de nuestras vidas por milenios por venir” – Nadieh Bremer 

Pueden visualizar este increíble proyecto de respiración del planeta visitando la página web del proyecto.