Las imágenes saltan de la pantalla a interpelarnos, y es que es casi imposible mostrarse indiferente ante colores tan vivo combinados para contrastar entre sí. Una vez han cautivado nuestra atención las ilustraciones develan su mensaje guardado en las distintas capas de su figura y fondo.

Egle Plytnikaite vive en Vilnius – la capital de Lituania– y desde allí crea sus ilustraciones tanto para proyectos sociales como comisiones privadas. La artista declara que su motivación principal es crear trabajos que importen, y en este sentido muestra un especial entusiasmo al realizar obras de corte feminista y ambientalista, dos corrientes muy cercanas a su corazón.

De su portafolio destacan series como “Enviromental Issues” (Problemas Ambientales), que fue ganadora de un concurso organizado por Global Goals, para graficar las 17 metas del desarrollo sustentable propuestas por la ONU. También están las ilustraciones dedicadas al libro de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie donde Egle ilustra cinco de las quince recomendaciones de crianza consciente realizadas por la autora. 

El estilo de Egle es minimalista, conceptual y muy llamativo. Bloques de colores vibrantes son intervenidos por otros bloques de colores igualmente intensos. A estas imágenes no les falta energía, y a pesar de esto, logran simultáneamente sostener una especie de calma que invita a observarlas detenidamente sin verse abrumada por ellas. Esto es logrado en la limpieza de las líneas, la utilización de tonos puros, y la composición armoniosa en el cuadro.

“Irresponsible usage of electricity causes the floods” de la serie Environmental Issues.

El trabajo de la ilustradora tiene mucho de diseño gráfico, al ser un trabajo conceptual el mensaje está en el centro de la obra, por lo que la artista busca lograr la comunicación más clara y eficiente posible. En una entrevista para Ballpitmag, Egle cuenta que la etapa más larga de su proceso creativo es la elección de las figuras, ya que estas deben ser las idóneas para comunicar el mensaje de una manera que sea evidente pero que a la vez ingeniosa e inesperada.

Una vez elegidos los símbolos que encarnarán el mensaje, la ilustradora hace uso total de ellos. Al igual que con los colores que elige, la clave no está en la cantidad sino a la importancia que se les otorga dentro de la obra. Su trabajo no está llena de figuras contrapuestas, más bien se utilizan uno o dos iconos y se les enfoca enfoca en primer plano. De esta manera se maximiza el impacto visual para que la ilustración pueda imponerse ante el observador, y dar inicio al juego conceptual. ¿Cuales son las figuras que se contraponen? ¿Cual es la relación de estas figuras con el título de la obra?

“Food Culture”, de la serie Environmental Issues.

El mensaje nunca está lejos: Unos labios grises aprisionados por un tenedor, actúan como metáfora para los desórdenes alimenticios. Un corzo con bolsas plásticas flameando de sus astas, nos recuerda quienes son los más afectados por nuestra cultura del objeto de uso único.

La obra de Egle es un obra adaptada a nuestros patrones de vida moderna: el consumismo, la cultura del desecho, la constante falta de tiempo, o la dispersión de nuestra atención. Es una obra que puede vivir cómodamente en plataformas como instagram, ya que sabrá hacerse su espacio dentro de las millones de imágenes que estas tribunas nos muestran cada día.

En palabras de la artista: “Mi objetivo es crear ilustraciones que llamen la atención y provocan cuestionamientos, antes de seguir navegando”. La interacción con las ilustraciones de Egle es inmediata y de esta manera prosperan en la era del exceso y la velocidad.

“The Hidden Cost of Burning the Fossil Fuels”, de la serie Environmental Issues / “Cutting the trees for the white and soft toilet paper hurts the forests”, de esta misma serie.

A pesar de que siempre sintió una pasión por el dibujo, Egle no siempre fue ilustradora, de hecho es arquitecta de profesión. Sin embargo, luego de pasar un tiempo ejerciendo en proyectos de arquitectura sustentable, comenzó a sentir que su carrera no le brindaba la libertad creativa que anhelaba y se volvió hacia las artes visuales.

Del rol del arte, la artista dice que desafía los prejuicios y expande la mente, inspirando y a la vez conmocionando. Es por esto que vuelve a esta herramienta una y otra vez para gatillar reflexiones (y ojalá acciones) sobre problemáticas sociales que quizás todos sabemos que existen, pero sobre las cuales no nos detenemos a pensar. Ejemplo de esto es su libro “The invisibles” (Los invisibles) donde retrata y narra las historias de mujeres Lituanas que han estado o están vinculadas a la prostitución.

Por otro lado, la naturaleza y el medio ambiente son tópicos que persisten en la obra y vida de esta ilustradora. Un proyecto muy interesante del que ha estado participando este año se llama “On Northen Routs” (De rutas nórdicas), donde seis artistas exploradores realizan excursiones a los países nórdicos: Finlandia, Suecia, Noruega, Lituania, Lativa, Estonia, Dinamarca e Islandia. Con el fin de comprender el vínculo de estos países con la naturaleza, pensando a la vez en recuperar conocimientos guardado en las memorias y prácticas de la cultura nórdica.

Puedes conocer las obras de Egle Plytnikaite aquí.

“Heating our homes heats the Earth as well”, de la serie Environmental Issues.