Philippe Echaroux es un artista visual francés quien trabaja en los bordes entre la fotografía de retratos, el arte callejero y el mapping artístico. Dentro de su obra destaca la serie Using light as a way of expression (Usando la luz como un medio de expresión) donde engloba todos los trabajos que ha realizado utilizando proyecciones de luz sobre espacios exteriores. Esta serie consta de 10 obras realizadas en distintos lugares del mundo: desde los glaciares de la Patagonia hasta la basílica de La Sagrada Familia en Barcelona.

Almir Surui Narayamoga es el jefe de la tribu Paiter Suruí, una etnia que habita en el amazonas en la región de Rondônia en Brasil, y cuyo primer contacto con el ‘hombre blanco’ es bastante reciente (1968). Almir Surui Narayamoga se ha dedicado a proteger el territorio Suruí, y ha destacado por sus iniciativas innovadoras a la hora de apelar a la atención global, buscando crear conciencia de los diferentes tipos de explotación ilegal de recursos que amenazan a su etnia y a su entorno -ya sea la tala de arboles o la extracción de minerales preciosos-.

©Philippe Echaroux

Entre estas iniciativas, se encuentra la capacitación para toda su tribu en la utilización de tecnologías (nuevas para ellos) como los computadores y los GPS, con el fin de realizar un ‘mapeo cultural de la selva’ en google earth. Este proyecto tiene como objetivo compartir con todos los interesados la manera en que los Paiter Suruí perciben y ocupan su territorio; en este mapa es posible observar cuáles son sus lugares de residencia, sus lugares sagrados, y los lugares donde extraen sus alimentos y plantas medicinales. “Nosotros los indígenas tenemos nuestra forma de habitar el bosque: no necesitamos destruirlo para vivir” dice el Jefe Itabira, en un video realizado por Google Earth Outreach acerca de la elaboración de este proyecto.

Otra de estas iniciativas fue la invitación a Philippe Echaroux, para que reflejara a través de su arte la crisis y la urgencia de la situación que los Surui están enfrentando, a raíz de la deforestación del Amazonas -que amenaza tanto sus ecosistemas como la forma de vida ancestral de este pueblo-. La propuesta de Philippe Echaroux consistió en realizar retratos de los Suruí, los que luego proyectó sobre el dosel del amazonas: iluminando los árboles, durante la noche, con los rostros de aquellos quienes más se verán afectados a la hora de que esos árboles llegasen a desaparecer.

©Philippe Echaroux

El resultado es un trabajo potente, que logra reflejar la íntima cercanía que une a los hombres y mujeres de la etnia Suruí con la selva del Amazonas, el valor que ellos le adjudican a cada elemento de su ecosistema, y la fuerza con la cual luchan por protegerla.

Los retratos gigantes observan en silencio desde las alturas de los árboles, en esto tienen un carácter un tanto fantasmagórico, son espíritus vigilantes, siempre presentes, quienes registran todas las acciones que realizamos hacia la selva: “estas no serán olvidadas, nuestras acciones siempre tienen consecuencias”, esto es lo que nos recuerdan estos retratos.

©Philippe Echaroux

El registro fotográfico de este trabajo fue exhibido con el nombre Amazonia dentro de The crying forest (El bosque en llanto), exhibición llevada a cabo por la galería parisina de arte Galerie Taglialatella, durante los últimos meses del 2016. También puede encontrarse, en la página de Philippe Echaroux. Por otra parte, los esfuerzos activistas de la tribu Paiter Suruí pueden revisarse en la página que ellos administran, con el objetivo de mantener a la comunidad global informada de los avances en la deforestación de su territorio, y también es sus redes sociales.