Por Diana Munizaga

Julie Gautier (39), es una artista y cineasta enamorada del mundo subacuático. Bajo el agua, se ha desempeñado como apneista, modelo, directora y camarógrafa, y hoy es reconocida por AMA, una obra audiovisual que permite conectar la danza, el agua y la mujer.

Julie, nació en la isla de Reunión, un paraíso francés al este de Madagascar sobre el océano Indio. Su padre se desempeñaba como pescador con lanza y su madre era bailarina, y de ellos pudo absorber el cariño por el fondo marino y conjugarlo años más tarde con la expresión corporal, conviertiéndola en arte submarino.

Desde muy joven, aprendió a mantener la respiración bajo el agua, lo que le permitió competir profesionalmente en torneos de apnea. A los 12 años, se mudó junto a su familia a Niza, Francia, donde pudo seguir desarrollando exitosamente esta disciplina.

El año 2000, Julie sufre una “samba”, descontrol motor que puede suceder durante una apnea prolongada. Es rescatada por Guillaume Néry quien se encontraba en el equipo de seguridad del torneo, y con quien, 6 años más tarde comienza una relación. Guillaume Nery es también campeón mundial consecutivo de inmersión en apnea (peso constante) y cineasta.

La historia de Julie en el cine comienza en 2010, cuando debuta como camarógrafa en el video “Free Fall”, lanzándose detrás de su pareja dentro del Agujero Azul de Dean en las Bahamas (202 metros de profundidad). Este será el primero de varios films que harán juntos con la temática submarina, fundando Les Films Engloutis, la productora que la pareja ha logrado llevar adelante. Otros títulos incluyen: Narcose, Haven, Ocean Gravity y –su más reciente estreno– One Breath Around the World.

El 8 de Marzo de 2018 se estrena AMA, cortometraje audiovisual donde vemos a Julie bailar una potente coreografía en la piscina más profunda del mundo, de 40 metros de profundidad. Julie expresa en esta danza el profundo dolor sufrido en su familia y usa el agua como atenuante, donde conectamos con algo tan femenino como la danza y el dolor.

Sus obras, tanto femeninas como humanas, han logrado cambiar la percepción de algunas personas respecto del mar y la naturaleza. Hay pocas cosas más convincentes y conmovedoras que ver a un ser humano en libertad, no solo descubriendo su propio mundo, sino que también viviéndolo profundamente.

 

*Foto de portada extraída del cortometraje AMA.