Nuestra colaboradora invitada de hoy, Lucila Lence, proviene de Argentina, y su interés en la educación ambiental la ha llevado a investigar sobre una nueva generación, los guardianes de la tierra, que exige enérgicamente un cambio de mentalidad.

Xiuhtezcatl se pronuncia “shiu-tez-ca” y significa “espejo turquesa” en el idioma original azteca: el náhuatl. Este nombre pertenece a un joven activista de 17 años que está reivindicando la histórica lucha contra el cambio climático. Ya ha dado varias charlas en Naciones Unidas, fue partícipe de charlas TEDx, es director del área de “Juventud” de la agrupación ambiental Earth Guardians y se expresa artísticamente a través de un hip hop cargado de mensajes ecologistas.

Cortesía de Earth Guardians (Tamara Roske).

Si bien es de nacionalidad estadounidense, las raíces de Xiuhtezcatl se encuentran en los pueblos originarios de México. Desde pequeño, este joven ha practicado los rituales tradicionales de su cultura y desde ahí surgió el acercamiento a los conocimientos de la tierra y el valor que tiene para la vida humana.

En el año 2015, fue protagonista del documental titulado “Kid Warrior” -Chico Guerrero en español- filmado por Vanessa Black. Esta cinta trata sobre sus acciones como Director de Juventud en Earth Guardians, sus motivaciones para demandar al gobierno de Estados Unidos y sus opiniones sobre las generaciones futuras.

“Master Ascteca”, ilustración realizada por Victoria Alessandrini para Revista Endémico.

Earth Guardians

Esta agrupación que acoge a Xiuhtezcatl y muchos jóvenes más, se define como un movimiento global que busca empoderar a las nuevas generaciones para tener mayor representación en lo que respecta a la concientización del ambiente y generar cambios positivos a nivel social. Earth Guardians busca dar soluciones y transmitir valores ambientales a través de la cultura, el arte y las habilidades creativas. En otras palabras, les da voz y voto a los jóvenes para preocuparse por lo que está pasando a su alrededor y hacer algo al respecto, sin esperar a tener un título universitario, posgrado o MBA alguno.

Earth Guardians tuvo sus comienzos en 1992 como un colegio acreditado enfocado al desarrollo de la conciencia y la acción ambiental en Maui, Hawaii. El aprendizaje sobre la historia de los movimientos sociales era una parte esencial del plan de estudios, así como también la toma de acción sobre problemáticas locales y la restauración de bosques de Sándalos (árbol nativo de usos medicinales). En 1997 la escuela se mudó a Colorado, para llegar a más jóvenes, y también se empezó a enseñar sobre la importancia del activismo político para frenar los daños que algunas industrias causaban a comunidades y ecosistemas. Hoy en día, se involucra en la formación de líderes y la medición concreta de los cambios que generan en las comunidades. Uno de los líderes más reconocidos de Earth Guardians es, sin duda, Xiuhtezcatl Martínez.

Demanda al gobierno estadounidense

Xiuhtezcatl forma parte del grupo de los 21 jóvenes que demandó al gobierno federal de Estados Unidos y a la administración de Donald Trump -en un principio fue versus la gestión de Barack Obama- por no tomar acción en los temas referidos a los cambios climáticos. Este caso comenzó en el año 2015 bajo el nombre “Juliana vs. US”, y los demandantes componen un rango de edad entre 9 y 20 años, la gran mayoría son personas de origen indígena o negra. Las alegaciones principales de la demanda son que “el gobierno federal (de Estados Unidos) supo por décadas que la polución del dióxido de carbono estaba causando un catastrófico cambio climático y que se necesitan reducciones masivas de emisiones (…) para proteger los derechos constitucionales de los demandantes” y que “a pesar de saber de los severos daños que posee la polución del carbono, los acusados (el gobierno y las corporaciones estadounidenses) crearon y avivaron dichos peligros a través de la extracción, producción, consumo, transporte y la exportación de combustibles fósiles”. Actualmente, y a pesar de los intentos de la industria de los combustibles fósiles por desestimar el caso, la denuncia sigue vigente y avanzando en el congreso.

Cortesía de Earth Guardians (Tamara Roske).

Autor de un libro best-seller

Este joven también es autor del libro “We Rise: The Earth Guardians Guide to Building a Movement That Restores the Planet” (2017), en español “Nos Levantamos: La guía de los Guardianes de la Tierra para Construir un Movimiento que Restaure el Planeta”. Xiuhtezcatl lo define como una guía para aquellos que busquen herramientas para defender los ecosistemas. Para ello, cuenta su historia, su formación y cómo en su familia se transmitió la herencia familiar de las tradiciones.

Xiuhtezcatl se anima a escribir en su libro lo que piensa sin pelos en la lengua, demostrando que su vocación y actitud van de la mano. Sus acciones ya son un caso de éxito en lo que refiere al activismo ambiental y ojalá no sólo se mantenga, sino que se contagie a las próximas generaciones. Él sostiene que el futuro del planeta necesita un equilibrar tecnología, medios, innovación y sabiduría indígena, y que el problema deriva de nuestra obsesión como sociedad en la noción actual de progreso y crecimiento, lo cual nos ha hecho olvidar quiénes somos. Esta situación sería el resultado directo de la pérdida de la conexión con lo más esencial del ser humano: el ambiente en el cual se encuentra inserto.

Para Xiuhtezcatl, toda forma de vida es sagrada y por lo tanto debe ser protegida y respetada. En este libro, critica la forma de vida actual ya que es la causante de los cambios climáticos que ponen en riesgo su generación, las generaciones futuras y por tanto a la existencia de la especie humana entera. Esta lectura es una invitación a cambiar el estilo de vida actual, a priorizar el futuro de la tierra y todas sus formas de vida por sobre las ganancias económicas.

“Earth Guardians”, ilustración realizada por Victoria Alessandrini para Revista Endémico.

Referencias

Página oficial de la demanda Juliana vs. US https://www.youthvgov.org/

*Portada: “Pollution”, ilustración realizada por Victoria Alessandrini para Revista Endémico.